Cada vez que te aventuras a hacer algo nuevo existe ese miedo, esa intranquilidad que aflora al salir de tu zona de confort. Ya sea por saltar en paracaídas, montar nata o coser, es un sentimiento muy normal: no sabes si serás capaz de hacerlo o acabará como una pérdida de tiempo, pero oye…¿qué es la vida si no probar cosas nuevas?

Yo también tuve miedo, creía que esto se me daba fatal, y a base de ensayo y error descubrí pequeños trucos que me ayudaron a vencer a esa vocecita de mi cabeza que no paraba de repetir: “¡esto no es lo tuyo!“. Y ahora, te los contaré a ti.

¿Por qué deberías coser sin miedo?

Coser es un hobby muy completo:

  • Te da autonomía, ya que no necesitas andar llamando a tu madre para que te arregle el bajo de los pantalones.
  • Sube tu autoestima. Te sientes útil y capaz de hacer cosas maravillosas, como ropa o complementos (para ti o para quien tu quieras). No hay nada como un regalo hecho a mano.
  • Estimula tu creatividad: cuanto más haces, más ideas se te ocurren. Esto es de ley.
  • Te relaja, es ese ratito que tienes para ti mientras te tomas un té.
  • Podría convertirse en una fuente de ingresos para ti. Puedes vender tus creaciones o cobrar por hacer arreglos.

Máquina económica

Sí, siempre habrás escuchado que cuanto más caro, mejor, pero no es aplicable en el 100% de los casos.

Antes de correr, tenemos que aprender a andar, y antes que esto, a gatear. Te recomiendo que te hagas con una máquina de coser básica, con pocas funciones y que no sea muy cara. ¿Por qué? Imagínatelo así: te compras la mejor máquina del mercado, con mil funciones, 200 puntadas diferentes y 300 accesorios, pero es TAN COMPLEJA de usar que a la semana te desanimas y se queda aparcada, con la consiguiente culpa de haber gastado un dineral en algo que no usarás.

Es preferible empezar con algo básico, que puedas cogerle el tranquillo en seguida y con la que podrás hacer de sobras mogollón de proyectos muy interesantes.

Lee las instrucciones

Esto es lo que más me cuesta a mi. Sé que es aburrido leer un tocho de instrucciones, pero es que te servirá para entender qué partes tiene tu máquina de coser, dónde están, para qué sirven… Tómatelo como una lección de teoría por la que hay que pasar para luego poder disfrutar a tope de ella. Y mientras las lees, tómate la libertad de ir mirando y tocando las diferentes partes. Verás que no se rompe con facilidad. Cambia el prensatelas, enhebra, desenhebra y vuelve a hacerlo todo.

rueda de puntadas

Usa plantillas para practicar

Al principio te resultará difícil mantener la puntada recta o hacer curvas y esquinas. Es normal, no paniquees.

Yo lo practiqué haciéndome unas plantillas en papel (sí, se puede coser papel con tu máquina de coser, no tengas miedo) y me sirvió de mucho, sobretodo para las curvas y esquinas. Si este es tu caso y necesitas practicar, puedes descargarte mis plantillas totalmente gratis.

Conoce las puntadas

Aunque tengas una máquina de coser básica, seguro que tiene varias puntadas diferentes que necesitarás según la ocasión. Yo siempre tengo a mano una muestra de tela sobre la que puedo ver mis diferentes costuras en un par de tamaños. Haz lo mismo, con todos los diseños y tamaños disponibles que te ofrece tu máquina. Esto te ayudará a practicar la costura en recto y, además, podrás perder el miedo a girar la rueda de costura.

empezar a coser

Anota cerca de cada costura el tipo que es y el tamaño, así luego no te volverás loca intentando averiguar si la longitud de esa puntada era el 3 o el 4.

Hay todo un mundo más allá del pespunte y el zigzag.

tipos de puntadas

Comienza con proyectos fáciles

A mi me pasó que lo primero que quise hacerme fue un bolso, y como era de esperar, no salió como yo pensaba.

Es necesario (sobre todo por tu salud mental) que al principio seas consciente de tus posibilidades. Empieza haciendo cosas fáciles que no requieran muchas capas de tela, formas irregulares o materiales complejos.

Ponerse metas pequeñas y conseguirlas es infinitamente mejor que querer alcanzar una meta grande y no llegar.

Esto te ayudará a aumentar tu autoestima, a coger confianza en ti misma y en tu habilidad con la costura. Para ello, te recomiendo comenzar haciendo un alfiletero como este, es muy básico pero te será muy util, tanto para practicar como para usarlo más adelante.

alfiletero básico

Y esta es mi pequeña lección de hoy. Si te estás iniciando en la costura, pon en práctica estos consejillos y verás cómo en poco tiempo te sientes con la confianza de hacer proyectos cada vez más elaborados.

¿Tú también usabas las plantillas para practicar puntadas? ¡Te espero en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 thoughts on “Miedo a coser

  1. Como anillo al dedo. Gracias Miss Puppy, es justo lo que necesitaba. 😘

    Posted on 23 agosto, 2017 at 5:47 pm
    1. Gracias a ti. Si pones en práctica estos truquillos, ya me contarás cómo te ha ido.

      Posted on 23 agosto, 2017 at 7:59 pm
  2. Grandes consejos, me acabo de hacer con una máquina de coser básica. Gracias

    Posted on 4 septiembre, 2017 at 9:13 pm
    1. Gracias Yasmin, espero que el resto de posts también te sirvan, sobre todo los tutoriales más sencillos (si es que te estás iniciando en la costura!).
      ¡Nos vemos!

      Posted on 4 septiembre, 2017 at 10:23 pm